Barco Stop

boat hitchhiking, sailing without a boat, sustainable and slow travel, greek islands

Una tarde perezosa que estaba pasando con mi pareja en Madrid, nos vino una idea un poco loca: ¡ y por qué no crucemos el Océano Atlántico en barco haciendo autostop… o mejor, BARCO STOP! Eso fue aproximadamente un año antes de que mi novio y yo saliéramos de viaje para cruzar el Atlántico.

En ese momento, teníamos cero experiencia en la navegación. Nada. Ni siquiera sabíamos si uno de nosotros tenía el mal de mar.

Solo sabíamos que queríamos irnos de Madrid y establecernos algún día en Luxemburgo. Pero antes queríamos hacer algo un poco loco. Así es como terminamos haciendo “barco stop” desde Canarias a Cabo Verde y finalmente a Barbados.

Retrospectivamente todo parece muy claro y fácil. Pero mientras estábamos planeando esta aventura, estábamos llenos de dudas. Hacer autostop en barco … ¿eso realmente funciona? ¿O es solo otra burbuja de las redes sociales como esa: “Renuncia a tu trabajo y viaja por el mundo!

¿Cómo empezar? ¿Hay que acercarse a la gente del bote y hablas con ellos hasta que dicen “Oh, sí, únete a mí y naviguemos juntos“? ¿¿Por qué te llevarían … a tí?? con ellos? ¿Tenemos que pagar? Si es así, ¿cuánto? ¿Y necesitamos “trabajar” para ellos? Escuché que limpiar la cubierta era algo horrible de hacer …

Por casualidad, pudimos leer las aventuras de varios bloggers de viaje, como Tomislav Perko, que había conseguido hacer autostop en un barco en diferentes partes del mundo. Algunos de ellos incluso habían cruzado el océano Atlántico o habían convertido el barco stop en su estilo de vida como Suzanne con su blog ‘TheOceanpreneur.com

Desde el primer momento que leí sus publicaciones, supe que quería hacer lo mismo. ¿Alguna vez has tenido este sentimiento? ¿No sabes cómo lo lograrás pero estás a 100% seguro de que lo vas a conseguir… cueste lo que cueste?

Por suerte, mi novio también era un tipo aventurero y, después de algunas dudas, decidimos hacer esta aventura juntos. Aunque significaba dejar a las personas que se habían convertido en nuestros amigos. También significaba abandonar un estilo de vida cómodo en la capital más animada de Europa, Madrid.

Pero los sueños no se cumplen solo porque los estás soñando.

Si quieres que se vuelvan reales, necesitas tomar decisiones activamente y estar listo para hacer sacrificios. Nada es solo dulce y meloso (una palabra que me encanta jeje), todo viene con ventajas y desventajas. Principalmente se requiere mucho trabajo para que tus sueños se hagan realidad.

Y cruzar el Atlántico en barco sin saber navegar fue, hasta ahora, lo más difícil que hice en mi vida. No por el hecho de cruzar, sino en cuestión de no saber si y cuando vas a encontrar un barco.

En esta sección, quiero ayudarte en tus planes de hacer barco stop  y compartir toda la información valiosa que obtuve durante esta aventura de mi vida. En un barco.

Barco Stop: El Video

Todo lo que tienes que saber sobre Barco Stop